MNCARS


O lo que es lo mismo: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Para ser exactos, la ampliación que diseñó Jean Nouvel y de la que me declaro entusiasta, aunque la primera vez que la ví reconozco que dije “qué fea”.

ALIVE


Modelo: Alma

Los "traseros" de nuestras fuentes...

Todos conocemos estás dos fuentes, proyectadas por Ventura Rodríguez para el Salón del Prado, pero ¿cuántos de nosotros hemos reparado en sus "traseros"? que por otro lado están lleno de detalles.

La Cibeles, por detrás...
mirando hacia el edificio metrópolis, que separa la Calle de Alcalá de Gran Vía.



Neptuno, por detrás...
sujetando su tridente y custodiando la entrada al Hotel Palace y la subida hacia Las Cortes

Terminal T-4


Creo que ya se publicó alguna foto de la T-4 tiempo atrás. Bueno, aquí va otra, no es nada del otro mundo pero espero que os guste.

Depósito elevado de Plaza de Castilla


Se trata del 4º depósito elevado del Canal de Isabel II, hoy símbolo de la fundación Canal. Está ubicado en Plaza de Castilla, que es la colina más alta de las inmediaciones, para que antaño, pudiera llegar el agua con presión suficiente a los vecinos de los barrios adyacentes cuyas casas estaban más bajas que este depósito.

Destaca en esta plaza el contraste entre un símbolo del pasado como es este depósito y las Torres KIO, que fueron de las primeras torres inclinadas de europa. el conjunto de estas dos torres recibe el nombre de Puerta de Europa.

Metrópoli


Hola a todos, hace tiempo que no subo ninguna foto al Blog así que aquí va una.

Fue el domingo pasado por la tarde, y aunque creo que el edificio ya ha salido en otras fotos, aquí va mi punto de vista.

Está sacada con una compacta, pero creo que no ha salido mal del todo, si hubiese tenido un trípode....


Un saludo a todos.

Torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid


Ya queda menos para ver terminadas las torres de la antigua ciudad deportiva, dicen que serán un símbolo del Madrid moderno aunque también dicen que provocarán el colapso circulatorio del norte de la Castellana cuando acudan a ellas las miles de personas que trabajarán allí. Se verá. De momento dejo aquí la muestra de como van por estas fechas. Saludos. Xose (enfocado)

Miralá



Sé que la Puerta de Alcalá es una imagen típica de la ciudad pero es de esos lugares que uno no se cansa de contemplar y más si la vista es nocturna.

debot

Este fin de semana me he acercado por el templo de debot, tras ver la foto de hitkaiser de finales de agosto, tras revisar el blog, he visto que en enero de 2006, yildelen, subió una foto muy parecida, finalmente he decidido subirla, para que opinéis sobre ella.


cámara: SONY DSLR-A100
obturación: 13 segundos
abertura: f 18
distancia focal: 28 mm
iso: 100
flash: no activo
trípode: no, cámara apoyada en el suelo y con autodisparo a 2 segundos.

Noche en blanco


El Edificio España iluminado desde su interior durante la Noche en Blanco en Madrid.
Aquí os dejo otras pocas de esa noche en El Círculo de Bellas Artes

colores


instalación de Ron Haselden en el edificio españa

cámara: sony DSLR-A100
obturación: 1/13 sec
abertura: f 5.6
distancia focal: 50 mm
flash: no activo

Casa de Correos (Puerta del Sol)


En la foto se puede divisar La Casa de Correos situada en la Puerta del Sol

En el pasado, este edificio fue Casa de Correos, Ministerio de Interior, durante la dictadura la Dirección de Seguridad del Estado, y en la actualidad Palacio de la Comunidad de Madrid. El edificio data de 1.768 y es obra del francés Marquet. Saliendo por encima del frontón, en la torre de este edificio se encuentra el famoso reloj de la Puerta del Sol, trasladado en 1.866 desde la iglesia del Buen Suceso al ser ésta demolida. Con este reloj se celebran las campanadas cada 31 de diciembre.

Otras fotos típicas de la Puerta del Sol son la Estatua del Oso y del Madroño, el cartel publicitario de neón de los vinos "Tío Pepe" y la estatua ecuestre de Carlos III.

Noctambuleando


Paseando anoche por el centro. Estrenando cámara. Los primeros tanteos. El pulso y el ojo balbucean sobre el imponente Reina Sofía.
El viento aúlla decidido y Madrid se da una tregua a tanto calor imposible.
Dicen que este museo está lleno de fantasmas. Afilo los sentidos y el obturador pero no se dejan caer. Con la cantidad de "espectros" que hay poblando el planeta y estos me vienen con timideces..

mucha gente


europride 2007, madrid, 30 de junio de 2007
cámara: Sony DSLR-A100
obturación: 1/6 sec
abertura: f 3.5
distancia focal: 18 mm
flash: no activo

Cárcel de Carabanchel - Exposición fotográfica


Entramos en la cárcel para vivir la aventura de fotografiar un lugar abandonado y nos encontramos, algunos con la historía, otros con los recuerdos.
Parte de esas fotos que sacamos de esos espacios, ahora vacios, pero que mantienen la patina de las vidas recortadas, las exponemos durante el mes de julio en la Taberna Rayuela.

Ya hemos colgado las fotos y la inaguración será el
Viernes día 6 de julio a las 8 de la tarde
Taberna Rayuela
C/ Morería, 8 (esquina a Bailen, junto al viaducto)
Madrid

Para más información, para ver el mapa de situación y para seguir la evolución de la exposición estos días hemos creado un blog: carceldecarabanchel.blogspot.com

Espero veros por allí.

INOCENCIA PERDIDA


(Interior de una tienda de Chueca)

El 16 de marzo del 2006 Francisco Ayala (Granada 1906) cumplió cien años. Viendo un reportaje sobre el acontecimiento, Ayala, con esa increíble y afortunada lucidez que aun conserva, dijo que a su edad, lógicamente, no vivía en el presente, y mucho menos mirando al futuro, si no que vivía en el pasado. Mirando siempre atrás.

Hace aproximadamente dos años, en una de esas sofocantes tardes madrileñas de Agosto en las que se busca refugio contra el calor en forma de piscina pública, me encontré con una de esas personas que no pueden compartir la fortuna de Ayala. Alguien que a su manera arrastraba (porque es sus circunstancias es imposible que la reencuentre) su inocencia, su niñez perdida. Era una mujer cercana a los setenta, si no los había cumplido ya. Pero con solo mirarla podías ver, en la manera en que se agarraba temblorosa los dedos de una mano (ese gesto siempre que lo veo me rompe), en la forma en que sus labios temblaban, en esos ojos tristes y asustados con los que miraba a todas partes, que ya no era una más que una niña perdida. Nos miró a mí y a la persona que estaba conmigo. Y los dos lo entendimos. Fuimos hacia ella. Casi sin poder entenderla por sus sollozos, nos dijo que se había perdido. Mientras la cogía de la mano (todavía recuerdo y no se me olvidará la angustia y esperanza con que ella agarró la mía) intenté encontrar con la mirada alguien que entre tanta gente pudiera estar buscándola. Vi a un hombre de su misma edad que desde lejos apareció llamándola, gritando de mala manera. La llevé hacia allí, asustada como la niña que espera una reprimenda de su padre. Por mi parte, tenia tal cabreo que le puse a parir por tratarla de esa manera sabiendo su enfermedad. Él, al principio sorprendido por mi actitud, no hacia más que atacarla culpándola de perderse. Durante todo ese rato, ella no me soltaba la mano, y yo acariciaba sus dedos con mi pulgar. Después, como suele pasar, las cosas se derrumban y terminas por descubrir que todos arrastramos algo. Y él se derrumbó. No voy a contar que hablamos ese hombre y yo. Solo puedo decir en su descargo, que tampoco es fácil vivir tus últimos días con la desesperación de ver que tienes frente a ti alguien que ha perdido todos los recuerdos, toda su vida, a quien ya no puedes decir que amas porque no sabe ni quien eres. Aunque no justifique su actitud, a veces, es normal no poder resistir más.

Me marché de allí dejándolos agarrados de la mano. Con su vida cercenada, sus recuerdos a medias, su complicidad desparejada, con la mitad de su niñez y su inocencia. Aún hoy no puedo decir cual de esas dos personas es más desgraciada. No se que es peor, llegar al final de tus días sin poder vivir en el pasado, porque tu pasado no es más que un lienzo en blanco, o llegar al final de tus días sin poder vivir en el pasado, porque solo trae el dolor de tener frente a ti a una persona, que por una injusta enfermedad, no puede completarlo.

De vuelta a mi sitio, mirando mi sombra en el suelo mientras andaba y mirando a la persona que, atenta a todo lo que había sucedido, me esperaba junto a mi toalla, me prometí algo a mi mismo, se lo prometí en secreto a esa mujer de niñez perdida…

No lo conseguí.

Tejados imposibles (para Glory)

 
Esa noche parecía que la lluvia pretendía borrar este proyecto de ciudad que es Madrid. Todos los ¿por qué? se derramaban desde el cielo en un simulacro de final anunciado. Semana Santa. Ciudad vacía...

- ¿No te marchabas toda la semana al norte?
- Ya ves que no. Al final resulta que el momento de la huida es el mejor para permanecer. Así es Madrid. Que mejor que quedarte aquí cuando todos se marchan de vacaciones.

Glory enciende un cigarrillo recién sacado del bolsillo trasero del pantalón. Una larga y lenta calada sin dejar de mirarme retadora, espira y los haces de luz del local hacen que el humo distorsione por un instante su rostro.

- ¿No lo habías dejado? – veo surgir la frase y en el instante en que se hace huérfana de mi boca ya sé qué me va a responder. Sonrío para mis adentros.
- Ya ves que no - imita mi tono de voz - Al final resulta que el momento de dejarlo es el mejor para empezar de nuevo.
- Que hija de puta eres… - me guiña el ojo y reímos – Tú misma, tu cáncer es tuyo.
- Magpie sí se ha ido unos días, - me señala con un afilado dedo acusatorio - así que por esa impertinencia esta noche me tendrás que ayudar a recoger. Traeré algo para beber.
- No me fiscalices - levanto las manos en incondicional rendición - Estoy de vacaciones, sabes que iba a quedarme hasta el amanecer de todas maneras. Además, llevo todas estás noches buscando.
- Ayyy... lobito de caza… aquí hay una buena historia. Ahora me cuentas.

Se acerca a la barra dejando un rastro de humo y carmín. Desde la mesa en la que estoy sentado puedo ver la calle filtrada por el cristal empapado mientras las gotas crean caminos verticales. Apuesto por una prometedora que pierde gas a media carrera, resultado final, ganó la otra, debería haberlo imaginado. Sigue lloviendo como si algo dependiera de ello, a estas alturas el límite de Madrid ya debe estar en Atocha. La invisible mano de la decadencia arroja al vacío un arrugado envoltorio de caramelo olvidado en una mesa cercana, que cae a cámara lenta en espirales de colores. Siento una triste simpatía por su funambulismo malparado. Antes, en las alturas, brillaba entre los cercos húmedos dejados por los vasos y los ceniceros llenos de recuerdos. Ahora, en el suelo, baila a merced de pisadas ajenas. Veo a Glory pedir una canción antes de regresar.


I walked into the sea
Those waves they came for me
Egged on by scarlet sun
(But) I will never burn



Skin…tenemos cierta fijación por la música de esta mujer. Trae a la mesa dos cervezas con el cristal lleno de caminos en miniatura. Me pregunto si también estará lloviendo dentro de la cámara frigorífica.


My eyes stay liquid free
Not phased by chemistry
The whole ten yards i see
Striding through the haze



- Hoy has terminado pronto. Has cantado muy bien. Como siempre.
- Gracias, embaucador – me saca la lengua – Con esto de las vacaciones no hay mucha gente, así que empecé antes.


Just let the sun
Shine on your face
Only the darkness blinds your way



- ¿Te has dado cuenta que en tantos años apenas nos vemos de día? – comienzo el ritual de descamisar la botella.
- Es que no tengo tejados. Y los que encuentro están llenos de agujeros por los que pasa el sol – una pausa ligera, de humo de cigarrillo – ya sabes que no me gusta el sol. Soy nocturna. El día es solo el extrarradio de la noche.
- Siempre cubierta por tejados imposibles...
- De imposibles tú y yo sabemos mucho. ¿Cómo fue aquella descripción que te dijo una amiga tuya?, esa que tanto me gustó.
- Las que están encantadas de conocerse.
- Sí, esa. Tú estás hastiado de las divinas encantadas de conocerse... extrapólamelo al sexo masculino.
- ¿Se fue?...
-... sí.

En algún lugar donde ni las sombras tienen cabida, un envoltorio de caramelo apenas recuerda su color. Los pasos sin rumbo lo han arrastrado entre el barro de la lluvia y el alcohol vertido en el suelo. En ese rincón, añora las alturas.

- Hazme olvidar. Cuéntame qué buscas. Apuesto a que de nuevo es algo casi imposible.
- ¿Qué sentido tendría si no?. Bueno, estoy buscando un Gir.......
- ¿Y como es?
- No lo sé. Esa es la batalla.
- Mal empezamos. No es para ti, deduzco.
- No es para mí. Mira que he encontrado muchas cosas extrañas, lápices sin letras, un reloj que no sabe contar, nubes atadas con cordel, un mapa para perderse, un árbol que crece en las habitaciones al anochecer... pero esto... es muy difícil. Aunque desde el momento en que ella me lo contó una noche, sé donde está, pero ignoro si ella lo sabe.
- ¿No sabes como es, pero sabes donde está?
- Sí.
- ¿Dónde está?

Señalé con mi dedo el lugar, a cientos de kilómetros de distancia. Las gotas de la ventana se detuvieron en su carrera. En ese momento comprendí porqué no ha parado de llover estos días. La lluvia también lo estaba buscando.

VÄRTTINÄ


Conciertazo de Värttinä (En finés significa huso), con una cuidadísima puesta en escena. Realmente increíbles, uno de los mejores conciertos que he podido disfrutar (si no el mejor) hasta la fecha. Un verdadero viaje al interior de los bosques fineses y su mitología.

Por suerte pude hacer unas cuantas fotos antes de pillarme los celosos guardianes de la propiedad intelectual y la cultura... (sic), esa cultura libre y enriquecedora que se supone es patrimonio de tod@s... pero bueno, al cabo de un rato aproveché la juerga que se montó para ponerme en plan paparazzi y seguir sacando más. :P



VÄRTTINÄ

Susan Aho, Mari Kaasinen (la pobre mal de la garganta tuvo que reservarse bastante) y Johanna Virtanen (voces)
Janne Lappalainen (bouzouki y saxofón soprano)
Hannu Rantanen (bajo)
Markku Lepistö (acordeón)
Lassi Logren (violín)
Jaakko Lukkarinen (batería), aunque en el concierto lo sustituía otro que madre de dios la que montó con un solo que se marcó. Una jodienda no recordar como se llamaba...
Antto Varilo (guitarra)



Os dejo el video de una canción tradicional llamada Äijö. La historia del viejo Äijö…


El viejo del pueblo, anciano cojo
El viejo del pueblo, de pocas luces
El viejo del pueblo, criatura rara
El viejo del pueblo, patizambo
El viejo del pueblo en los fríos montes
El viejo del pueblo tenía una víbora a su vera.

Gritaba solo en el pinar por la noche
Gritaba en el pinar con brasas en su mano
Con las palmas chamuscadas y zapatos en el brezal
Solo por la noche, el viejo ya cansado

En los fríos montes tenía víboras en su regazo
Por encima llevaba una, por debajo dos
La víbora le había mordido en la palma la viejo
Le había dado los picores, inyectado su saliva

El viejo solo por la noche se arrastraba
En el escalón del umbral acechaba a la víbora
Para poner en el tajo la cabeza del vil demonio
Para darle un hachazo al astuto reptil

El viejo del pueblo, anciano y cojo
Ya empezaba a cansarse
Ya había aguantado más de lo que
Aguantarían los más fuertes

El viejo curaba la mordedura del diablo
La lavaba con aguardiente, enjuagaba con orujo
Cogió madera con resina, calentó la sauna
Cantaba conjuros, recitaba encantos

Mucho se extrañaban de los ruidos del viejo
Cuando se retorcía y luchaba
Los trucos extraños de las malas víboras
Los jadeos del viejo solo en la noche

-----------------------------------------------------------

Kylän äijä, vanha väkkärä
Kylän äijä, vähä-älynen
Kylän äijä, kumma käppänä

Kylän äijä vääräsäärinen
Kylän äijä, kylmäl mäellä
Kylän äijällä, kyy ol kyljel

Rääkyi männikössä yöllä yksinänsä
Rääkyi männikössä kekäleet käessä
Kämmenet käryssä kengät kankahalla
Yöllä yksinänsä, äijä väsyksissä

Kylmällä mäellä kyy ol kytkyessä
Ylähällä yksi alemmalla kaksi
Purrut kämmenestä kyy ol käppänätä
Syyhyn synnyttänyt, syytäny sylkeä

Äijä yksinänsä yöllä väännätteli
Kynnysportahalla kyytä kyttäeli
Päätä pölkyllensä, pahan pirulaisen
Kieron kastaisen kurkun kirvehelle

Kylän äijä, vanha väkkärä
Vähemmästäki äijä väsyvi
Väkevämmätki, heti hyytyvi
Kylän äijä väsyneenä

Äijä paranteli pirun puremaista
Viinalla valeli, pirrulla pesevi
tervaksella teki, lämmöt löylytteli
Loitsusi loruja, manasi majoilla

Kummasteltiin kyllin äijän pitäjässä
Äijän vääntelöitä, miehen mittelöitä
Köyryselkäkyijjen kummia kujeita
Äijän ähkimistä yöllä yksinänsä

Fuente Ornamental


Guerra de signos entre la mugre y las cenizas. Manos individuales se han disputado el espacio con fiereza: inscripciones rabiosas, irreconocibles, gestuales. Otros rincones muestran una sensibilidad muy a lo Tàpies... Por encima de todo, la máquina municipal pretende –esta vez sin éxito y de ahí lo cómico- imponer su realidad y su mandato.

HOMELESS


5 de Mayo, manifestación por la legalización del Cannabis en la Puerta del Sol de Madrid

Organillo


San Isidro en Madrid, día de chulapos y chulapas, de organillos y de chotis, de cañas y de barquillos. El año que viene me pongo el traje de chulapo y aprendo a bailar chotis...

SOMBRAS (Madrid Cyberpunk)



(Un pequeño homenaje a William Gibson que surgió el jueves por la noche después de salir de clase. Hay noches y lugares en Madrid que son increíbles. No digo que es ficción y que realidad...)



Gruesas gotas eclosionan contra el oscuro asfalto formando charcos petroleados. Negros pozos de adivinación urbana reflejando destellos policromados en diminutas y flotantes vetas aceitosas. Salir de clase tan cercana la media noche es una invitación para recibir determinadas llamadas telefónicas que generan encuentros entre neón reflectante y chisporroteos de estática ámbar y azul desteñido. Mientras camino y fluctúo en una secuencia repasa-asimila-olvida la última clase de foto nocturna, la enfermiza llovizna amarillenta sigue empapando con su húmedo velo grisáceas y ruinosas cornisas de las que continúan desprendiéndose suicidas gotas, metafóricas hijas de la ligereza humana. Una suma de indeterminados minutos formando su existencia hasta que cobran conciencia de su yo. Solucionan el error arrojándose al vacío, acelerando el proceso de desaparición que finaliza en un violento silencio. Madrid, Night City en la que hasta la lluvia desaparece sin darse importancia. El ciclo vida muerte es continuo. Mientras los restos del cadáver múltiple escapan camino del vacío por las rejillas abotargadas de sumideros y alcantarillas tan saturadas que vomitarán miasma antes de que finalice la noche, un liquido oscuro, preñado con destellos de los faros de algún solitario vehículo perdido en las calles, una pareja se cruza conmigo besándose mentiras camino del motel media-hora-máximo más cercano. Él encadenado a su cintura, ella a su interminable bolsita de plástico transparente.

Cerca del local un viejo mendigo aprovecha el suplicio ambarino de una malograda farola leyendo un periódico entre penumbras bajo un parapeto de plástico ondulado. Me da tiempo a ver los mismos titulares políticos sobre guerras y terrorismo de cada día, enmarcados entre decadentes fotos granuladas medio desteñidas por la lluvia. Todo sigue igual. Nos dan a leer visionarios folletines llenos de desgracias empaquetadas con que vaciarnos la mente en un liquido pastoso y caliente. Como siempre el agónico zumbido eléctrico del cartél medio fundido me da la bienvenida. El ritual continua embebido en el quejido metálico de mis pasos subiendo la oxidada escalera empotrada a la pared. Está tan húmeda y sucia que la trama de protuberancias antideslizantes de los peldaños olvida hacer su trabajo. Algunas soldaduras han saltado redefiniéndose en esquirlas y cúmulos de bordes agudos, reivindicando su nueva naturaleza con cada tajo en la ropa y la piel. Antes de llegar al rellano y abrir la puerta desaparezco en las sombras. Durante apenas un segundo una fina uña azulada rasga la oscura mortaja, la puerta se cierra detrás de mí dejando de nuevo a la oscuridad engullir los restos de humo de tabaco y el eco del Serpentskirt de Cocteau Twins que escaparon. Una tenue luz envuelve el local fluctuando en patrones programados de azules, rojos, verdes y anaranjados lechosos bajo el acumulado filtro grisáceo de horas de humo de cigarrillos. El lugar parece casi vacío, pero no es así. Si te fijas, podrás observar el latido de las sombras. William Gibson anunció en los ochenta como sería el futuro, una decadencia de cromo, Yakuza, megacorporaciones y la red de datos como escenario de neuroimplantes e interconexiones corporales entre piratas, almacenadores y ladrones de datos al límite. No se equivocó, excepto en lo último...

Mientras Sara sonríe desde la barra y me prepara una cerveza para después, paso las manos junto a la pared y siento el latigazo. La conexión comienza con un pequeño y brusco acelerón que se estabiliza tras un par de segundos, alguien está dejando residuos de odio, son malos tiempos, pero apenas tengo oportunidad de pensar en ello. Poco a poco la oscuridad me invade sobre un vacío anaranjado y comienzo a fundirme con las sombras mientras una invisible sonrisa se dibuja en mi cara.

Podría ser peor, podría ser perfecto.

Casa de la Panadería, Plaza Mayor



La Plaza Mayor es una joya del urbanismo madrileño. Se trata de una plaza porticada de planta rectangular, de 129 metros de largo por 94 metros de ancho, que está completamente cerrada por edificios de viviendas de tres plantas, con 237 balcones en total que dan a la plaza. Dispone de nueve puertas de acceso, de las cuales la más conocida es la del Arco de Cuchilleros, en la esquina suroeste de la plaza. En el centro del lado norte de la plaza se levanta la Casa de la Panadería y enfrente suyo, en el lado sur, la Casa de la Carnicería. En los soportales, sostenidos por pilares de granito, se alojan numerosos comercios de hostelería, por ser un importante punto turístico de Madrid, así como de tiendas coleccionismo, filatelia y numismática.

En el centro de la plaza se encuentra la estatua ecuestre de Felipe III que fue comenzada por el escultor italiano Juan de Bolonia (Giambologna) y terminada por su discípulo Pietro Tacca en 1616. Fue regalada al rey español por el entonces Gran Duque de Florencia, estando inicialmente situada en la Casa de Campo. Fue en 1848 cuando la Reina Isabel II ordena su traslado desde su emplazamiento anterior a la Plaza Mayor. Actualmente, en el pedestal, figura esta inscripción: "La reina doña Isabel II, a solicitud del Ayuntamiento de Madrid, mandó colocar en este sitio la estatua del señor rey don Felipe III, hijo de esta villa, que restituyó a ella la corte en 1606, y en 1619 hizo construir esta Plaza Mayor. Año de 1848".

Los orígenes de la plaza se remontan al siglo XV, cuando en la confluencia de los caminos (hoy en día calles) de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval, se celebraba en este sitio, conocido como "Plaza del Arrabal", el mercado principal de la villa, construyéndose en esta época una primera casa porticada, o lonja, para regular el comercio en la plaza.

En 1580, tras haber trasladado la corte a Madrid en 1561, Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, comenzándose el derribo de las "casas de manzanas" de la antigua plaza ese mismo año. La construcción del primer edificio de la nueva plaza, la Casa de la Panadería, comenzaría en 1590 a cargo de Diego Sillero, en el solar de la antigua lonja. En 1617, Felipe III, encargó la finalización de las obras a Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en 1619.

La Plaza Mayor ha sufrido tres grandes incendios en su historia, el primero de ellos en 1631, encargándose el mismo Juan Gómez de Mora de las obras de reconstrucción. El segundo de los incendios ocurrió en 1670 siendo el arquitecto Tomás Román el encargado de la reconstrucción. El último de los incendios, que arrasó un tercio de la plaza, tuvo lugar en 1790, dirigiendo las labores de extinción Sabatini. Se encargó la reconstrucción a Juan de Villanueva, que rebajó la altura del caserío que rodea la plaza de cinco a tres plantas y cerró las esquinas habilitando grandes arcadas para su acceso. Las obras de reconstrucción se prolongarían hasta 1854, continuándolas, tras la muerte de Villanueva, sus discípulos Antonio López Aguado y Custodio Moreno.

En 1848, se colocó la estatua ecuestre de Felipe III en el centro de la plaza, obra de Juan de Bolonia y Pietro Tacca que data de 1616.

En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, encargándose Joaquín María de la Vega del proyecto. En 1921 se reformó el caserío, trabajo a cargo de Oriol. En 1935 se realizó otra reforma, llevada a cabo por Fernando García de Mercadal. Y en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado y habilitó un aparcamiento subterráneo bajo la plaza. La última de las actuaciones en la Plaza Mayor, llevada a cabo en 1992, consistió en la decoración mural, obra de Carlos Franco, de la Casa de la Panadería, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

El hombre del acordeón

 
El hombre del acordeón inunda la mañana de Madrid
con su música, con su jazz, con su gesto apasionado...
mientras ,a su alrededor, reina la prisa, la indiferencia,
y el gesto aburrido y sorprendido del turista accidental.

Don Carnal y Doña Cuaresma

Hoy, nuevamente, se ha representado la batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma que representa el fin del Carnaval y de los pecados y lujurias y el comienzo de la Cuaresma. Como siempre ha perdido Don Carnal.





ARCO 2007

Un total de 259 galerías de todo el mundo se reúnen en la XXVI Feria Internacional de Arte Contemporáneo, ARCO, una de las citas de arte más esperadas del año. Del 15 al 19 de febrero Madrid acoge miles de coleccionistas, compradores, críticos y sobretodo artistas que muestran lo más nuevo en arte contemporáneo. Con Corea como país invitado de honor, ARCO apuesta con fuerza por la presencia internacional.









Es una de las más destacadas citas mundiales dedicadas a la plástica contemporánea. Su objetivo principal: impulsar el coleccionismo privado, público e institucional. Para ello, durante cinco días despliega un extenso programa para atraer la presencia de coleccionistas, compradores, artistas, comisarios, mediadores y agentes del ámbito artístico internacional.

Metro Madrid

El túnel y metro, escapando de la estación, desde el borde del andén.

CHICO PORTILLO & PAN CALIENTE


Anoche, en la urdimbre se tejió una nueva vinculación a viejos lugares. Últimamente las desvinculaciones-vinculaciones son innumerables. Época de desbloqueos. Y es que la de anoche fue una noche de Árbol Rojo, Lobos y Luna. Hay que joderse que bien suena eso...

La última vez buena, porque la mala… se desvinculó…, Leo estaba como siempre por abajo. Leo es, como decirlo, todo un Galliard. Cuando te despides de él, te canta un pedazo de una vieja canción Inuit para que no olvides que lo importante es “vivir para ver el gran amanecer de cada día”. Contador de nuevas historias y antiguos caminos, espontáneo, inventivo, de sangre Fianna oscura, potente. Es un orgullo compartir la Pasión, independientemente de la fase menguante o creciente de cada uno, la Luna gibosa marcando el auspicio, la senda a seguir. Todo un tipo. Anoche no estaba, no se ya ni cuantos años hace, pero se le sentía por el local. Habría sido un buen reencuentro.

Anoche, en La Boca del Lobo disfrutamos de un pedazo de concierto de Chico Portillo & Pan Caliente. Ya va para veinte años de pisar tablas con su fusión de pop-rock, blues, samba, bolero, son y bosanova con una calidad increíble. No hay nada mejor que ir a un concierto y notar que quienes te ofrecen su música lo hacen con gusto, y Chico y los suyos (ver más fotos) la derrochan a borbotones. Que bueno es vincularse con grandes músicos que solo quieren hacer música, buena música, por encima de todo lo demás, sin enmascararse, a pecho descubierto, a un metro del público, donde solo los buenos, los que son sinceros, tienen agallas a meterse. Seguirles la pista, volverán… y allí estaremos.



Música, lobos, lunas y todo, absolutamente todo, lleno de azul… ¿que más se puede pedir?

La huella del terror, atentado en Barajas

Eran las ocho de la mañana del 31 de diciembre,cuando un comunicante anónimo informaba de colocación de una furgoneta bomba en el aparcamiento D de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas que estallaría a las 9.00. Hubo otras dos llamadas más, la tercera aseguró que hablaba en nombre de ETA.

Las fuerzas de seguridad y de emergencia procedieron a desalojar de urgencia a los cientos de personas que se encontraban en ese momento en la terminal en dirección a las pistas de aterrizaje.

La furgoneta estalló a las 9.01 provocando una fortísima explosión que demolió gran parte de las cinco plantas del aparcamiento y provocó 2 muertos y 19 heridos leves.

Un mes despues,esto es lo que se puede ver.